Maravillosa Esperanza Radio

Nuestro Sumo Sacerdote

  10 Días de Oración y 10 horas de Ayuno

  Únase desde  el 10 – 20 Enero 2018


Jesús el Gran Sumo Sacerdote

Por tanto, teniendo un gran sumo sacerdote que traspasó los cielos, Jesús el Hijo de Dios, retengamos nuestra profesión. Hebreos 4:14 (RVR1960)


¡Bienvenido a los Diez Días de Oración 2018!


Estamos muy agradecidos que podemos comenzar este año con oración. Dios ha hecho muchos milagros en los pasados años mientras lo buscabamos en ayuno y oración. El Espíritu Santo ha forjado reavivamiento, converciones, una pasión renovada para el evangelismo y relaciones curadas. ¡Verdaderamente, la oración es el lugar de nacimiento del reavivamiento! Creemos que su vida y la vida de aquellos los cuales oras por, serán cambiadas mientras te unes con los miembors de tu iglesia al orar por el derramamiento del Espíritu Santo, quien el Padre ha prometido dar a aquellos que se lo pidan.

Durante los Diez Días de Oración 2018, examinaremos la ropa del Sumo Sacerdote del Antiguo Testamento para ver lo que podemos aprender para nuestras vidas. Leímos en El Deseado de Todas las Gentes: “Todo lo que llevaba el sacerdote había de ser entero y sin defecto. Estas hermosas vestiduras oficiales representaban el carácter del gran prototipo, Jesucristo. Nada que no fuese perfecto, en la vestidura y la actitud, en las palabras y el espíritu, podía ser aceptable para Dios. El es santo, y su gloria y perfección deben ser representadas por el servicio terrenal. Nada que no fuese la perfección podía representar debidamente el carácter sagrado del servicio celestial” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 655).

Todo lo que el sacerdote llevaba y hacía tenía la intención de dejar cierta impresión en el pueblo: “Todo lo relacionado con la indumentaria y la conducta de los sacerdotes había de ser tal, que inspirara en el espectador el sentimiento de la santidad de Dios, de lo sagrado de su culto y de la pureza que se exigía a los que se allegaban a su presencia” (Patriarcas y Profetas, pág. 364). Durante estos días de oración, descubriremos algunas lecciones espirituales simbolizadas por las vestiduras del sacerdote.


Descargue los recursos para hacer de estos 10 días de Oración y 10 Horas de Ayuno un éxito en sus hogares.

Haga clic sobre el texto:

 

 

Vamos a estudiar juntos, en oración, con humildad, profundizando nuestra comunión con Dios, fortaleciendo nuestra relación, para terminar la misión. Que, al igual que todos los integrantes de la tribu de Isacar, podamos ser “expertos en el conocimiento de los tiempos” y sepamos lo que tenemos que hacer, y que estas palabras y actos sean seguidos por todos (1 Crón. 12:32): “El Señor está por venir. Oímos los pasos de un Dios que se aproxima […]. Debemos prepararle el camino desempeñando nuestra parte en la preparación de un pueblo para este gran día” (El evangelismo, p. 163).

¡Maranata!

Fuente:

http://www.tendaysofprayer.org/

Comparte Esperanza